I Certamen Literario "Ana de Valle"

Ser poeta
es tener siempre
a las puertas
del alma
un doloroso sentir
que nos viene del mundo

Ana de Valle (Avilés 1900 - Lieja 1984)


LA ESCRITURA Y LA VIDA
 
     Es inevitable comenzar citando a Virginia Woolf y a su brillante y revelador ensayo Una habitación propia [...]

     [...] La poeta avilesina Ana de Valle fue una de esas mujeres que supieron construir un mundo literario por encima de las limitaciones de su época. La poesía escrita por mujeres durante la preguerra española acusa las construcciones y limitaciones propias de las letras en general y de su condición en particular. Aquellas autoras, iniciadas con anterioridad a la guerra, fueron las impulsoras de un clima de reconocimiento y respeto, hallando sobre todo un lenguaje personal, una autoestima que le permitía involucrarse sin reservas en el proceso neorromántico emprendido a finales de los años 20 desde frentes tan variados como el surrealismo, el neorromanticismo, el sentimentalismo amoroso o la desasosegada preocupación por la circunstancia extraliteraria. La tímida llamita balbuciente que comenzaron siendo los poemas de Ana de Valle van a crecer, hacerse propios y combatientes en el desgarrón del exilio. Escindida de su pasado inmediato, la poesía de la escritora avilesina se hace militante de un mundo interior que proclama, sencillamente, su silencio. La mujer que escribe vive entonces doblemente la desorientación y la deriva de su época. La aparición, en 1949, de un libro como El segundo sexo, de Simone de Beauvoir, propicia la tendencia existencial de la literatura femenina española de postguerra. El regreso a su patria y a las cosas que le son familiares ahonda su poesía, y así, en lo cotidiano, Ana de Valle alienta una trascendencia vital, un vitalismo rehumanizado y comprometido que ya nunca más abandonaría. Su escritura ya no es entonces proclamación de una autoconciencia femenina, sino, y también, la afirmación de una conciencia plural que se sustenta en el género humano, sin condiciones.
     [...] Avilés, la villa que tanto quiso, persevera en su recuerdo e inicia la andadura de una nueva cita con la creación literaria. Ana Isabel Trigo, Nati Díaz y Clara Isabel Fernández Conde inscriben sus nombres en el censo de las elegidas e inauguran, como ganadoras, este I Certamen en las modalidades de Poesía, Relato y Novela Corta.
 
Ana Isabel Trigo: poema La muerte de Carrington
Nati Díaz: relato Dos mujeres
Clara Isabel Fernández Conde: novela corta Mi gente
 
 
I Certamen Literario "Ana de Valle"
Colección Hoja de Laurel
Concejalía de la Mujer
Ayuntamiento de Avilés (Asturias). 1996

No hay comentarios:

Publicar un comentario